El reporte señala que estas diferencias pueden surgir por diferencias en las normas de dos o más Estados para reconocer la existencia de un establecimiento permanente, así como diferencias al determinar la base gravable de la sucursales o establecimientos permanentes establecidos en dicho país así como el alivio a la doble tributación de las sucursales en el otro país.


Las recomendaciones incluyen limitar el alcance de la exención a la sucursal, rechazar la deducción en un Estado si la deducción no genera un ingreso correspondiente en el otro Estado, o incluir en la base gravable del impuesto sobre la renta de un Estado la deducción generada en la otra jurisdicción.


Las recomendaciones en el reporte asignan al contribuyente la carga de la prueba de que no hay una incompatibilidad. La adopción de las recomendaciones normalmente requerirá ser implementada vía modificación legal por cada Estado, pero sugerimos anticipar los efectos de dichas modificaciones revisando las situaciones en las que considere puede haber un trato inconsistente entre el establecimiento permanente y su oficina principal.